9.jul.2013 / 10:40 am / Comentarios desactivados

Internacional

El caso Snowden sigue ocupando un puesto de gran importancia en el escenario internacional. Este ex agente de la CIA dio a conocer un conjunto de informaciones, que revela los mecanismos mediante los cuales el gobierno de los EEUU se erige como gran policía planetario.  Los sistemas de espionaje le permiten penetrar en los más íntimos asuntos de Estados soberanos, empresas privadas y simples ciudadanos de cualquier lugar del mundo. Esto, como muchas otras atrocidades cometidas por este Estado imperialista, echa por tierra la cacareada tesis de que los EEUU constituyen el modelo de democracia a seguir por las naciones del mundo.

La decisión de los gobiernos del ALBA de conceder asilo a Snowden se corresponde con el sentimiento de los pueblos del mundo, además de responder a consideraciones humanitarias. El ofrecimiento de asilo humanitario realizado por el Presidente Maduro solo es posible, porque existe un gobierno que goza de un gran apoyo popular y se fundamenta en una plataforma que le confiere soberanía e independencia, no se deja chantajear por las amenazas del norte.

Los personeros de la oposición se comportan como cachorros del Departamento de Estado al banalizar ese hecho, al tratar de ridiculizar las posiciones dignas del gobierno venezolano y de otras naciones miembros del ALBA. Aunque los EEUU espían descaradamente a todo el mundo, ellos afirman que ese asunto no nos competen. Actúan de manera vergonzosa, como los mayores genuflexos de la política estadounidense. El deber de los gobiernos dignos consiste precisamente en preservar la vida de un ciudadano estadounidense, perseguido por tener el valor de revelar estos hechos de enorme gravedad. Los enemigos del Estado terrorista y policiaco de los EEUU son los enemigos de la oposición venezolana.

Bolivia

En relación al caso Snowden, se produjo un incidente diplomático de grandes dimensiones, ocasionado por la violación flagrante de normas elementales del derecho internacional por parte de los gobiernos de Italia, Francia, España y Portugal, los cuales le negaron a la aeronave del Presidente Evo Morales aterrizar o sobrevolar su espacio aéreo debido a que la CIA había informado, que en esa aeronave viajaba Snowden.

Aquí se puso de manifiesto las limitadas soberanías de esas naciones europeas, donde la CIA y el gobierno estadounidense tienen una gran influencia, imparten ordenes que son exclusivas de los gobiernos nacionales, poniendo en juego la vida de un Presidente.

El otro aspecto de gran interés relacionado con el atropello perpetrado en contra del Presidente Evo, es la reacción de las naciones del ALBA y de la mayoría de las naciones de la UNASUR. Se condenó sin complejos, en términos muy categóricos, la violación imperial. Muy lejos quedó la diplomacia sumisa a los dictados de los EEUU y de la OEA, el “Ministerio de las Colonias de los EEUU”, como llamara a esa organización el Comandante Fidel Castro. Ahora hay una voz firme, posiciones dignas que son el reflejo de gobiernos soberanos y de una nueva correlación de fuerza en la región que favorece a la soberanía y al antiimperialismo. El Comandante Chávez tuvo un protagonismo de excepcional importancia en este proceso.

La situación en las universidades autónomas

La pretendida huelga universitaria no pasa de ser un cierre parcial de las universidades autónomas. La mayoría de los estudiantes universitarios, los cuales se encuentra en las universidades experimentales, reciben sus clases regularmente. En las autónomas la paralización es parcial.

Con la “huelga” no han podido calentar la calle. No es un conflicto reivindicativo. Las mejoras salariales y sociales superan por mucho las expectativas reales de los profesores universitarios, así como también lo que se había aprobado en el pasado.

De tal manera que este “conflicto” está boqueando, porque no cala en el profesorado, que ve satisfechas sus aspiraciones; no prende porque se lleva a cabo al finalizar el semestre, generando el rechazo de la mayoría de los estudiantes afectados por la paralización en razón del  peligro de perder su período de estudio.

En tal sentido, la marcha “estudiantil” del sábado 29 de junio fue en realidad una movilización de la oposición, donde además de no llenarse las expectativas, para vergüenza de los estudiantes opositores fue dirigida por quienes se oponen a una política universitaria, que ha permitido un salto cualitativo impresionante en 14 años de revolución, y por dirigentes como Antonio Ledezma, que en los años del puntofijismo fueron responsables por la muerte de numerosos estudiantes, que protestaban por reivindicaciones hechas realidad en la Venezuela bolivariana.

Esta marcha se inscribe dentro de la estrategia del “golpe suave” estimulada por sectores de la oposición. Los rostros renovados de la dirigencia estudiantil opositora deben crear simpatías previas al calentamiento de la calle, fase preparatoria de la deslegitimación de nuestras instituciones y de la escalada de protestas callejeras, todo lo cual con el fin de caotizar al país y convocar a la insurrección contrarrevolucionaria. Pues bien, ninguna de esas fases se ha concretado, lo cual no solo define la “huelga” universitaria como un fracaso, sino también el plan golpista de los fascistas.

Audio de Dip. María Machado

Recientemente se dio a conocer la grabación de una conversación sostenida entre la dip. María Machado y el historiador Carrera Damas.

El primer comentario se refiere a la victimización de los fascistas, alegando la ilegalidad de la grabación. Los medios privados le hacen coro, como era de esperarse, en lugar de condenar los planes golpistas y entreguistas develados por la diputada opositora. En ese sentido, la diputada compromete al Secretario Ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, de estar conspirando con el Departamento de Estado a los fines de perpetrar un golpe de Estado en el país con la intervención yankee. La diputada se alinea en la tesis del golpe y de subordinación al gobierno de los EEUU, pero critica a Aveledo por no ser lo suficientemente radical.

Es obvio que son los planes de un sector de la oposición, capitaneados por el candidato de la burguesía derrotado el pasado 14 de abril, Capriles R, con el fin de cometer un acto de traición a la patria y empujarnos a una guerra civil. Es un acto que condenamos categóricamente desde el punto de vista político, moral y penal. Están confesando su actitud fascista y además preparando la felonía, atentando en contra de la institucionalidad democrática. Están reeditando el golpe de abril del 2002, con un grupo importante de los mismos actores de aquella época. Están atentando igualmente en contra de la unidad latinoamericana, que tiene en la Revolución Bolivariana a uno de sus principales baluartes.

La sumisión al imperialismo ha sido el denominador común de la burguesía venezolana a lo largo de todo el siglo XX y lo que va del presente siglo, se ha convertido en la servidumbre del imperialismo.

Ahora, más que nunca, se impone la más amplia unidad del pueblo venezolano para contener y derrotar los planes golpistas con una intensa y masiva movilización popular. Ese es el mayor disuasivo a la felonía.

5 julio

Esta develación de los actos de traición a la patria por parte de los sectores fascistas de la oposición coinciden con una nueva celebración de un hecho histórico de gran trascendencia para nuestro país y el continente, que tuvo a dos de nuestras máximas figuras en roles estelares: El Generalísimo Francisco de Miranda y El Libertador Simón Bolívar. A partir ese hecho, se funda la República, la cual comienza a desarrollar sus funciones de manera independiente, dándole inicio también a la guerra independentista, que representó un altísimo sacrificio al pueblo venezolano.

A más de 200 años de aquella gesta, la Revolución Bolivariana reivindica sus banderas independentistas, las consagra como principios sagrados y ratifica nuestra disposición de luchar hasta las últimas consecuencias por preservar la soberanía, que reconquistara el pueblo venezolano bajo la dirección del Comandante Chávez a la cabeza.

En el discurso de orden en la AN, el Canciller Elías Jaua declaró que cualquier atentado en contra de la vida del Presidente Maduro contará con una respuesta contundente de parte de las fuerzas revolucionarias. Todo hace indicar que la CIA y las fuerzas fascistas no han abandonado la agenda del magnicidio, la cual han aplicado en otras naciones con el fin de descarrilar los procesos revolucionarios. El pueblo debe estar alerta y listo para una movilización popular, que neutralice la acción macabra de las fuerzas más oscuras de la contrarrevolución continental.

Brasil

Las manifestaciones que se produjeron en la hermana nación brasileña durante la Copa Confederaciones de Futbol generaron gran centimetraje noticioso. Las protestas eran realmente multitudinarias, reflejaban el malestar de sectores importantes de la sociedad brasileña no solo en torno al hecho puntal del aumento del transporte público, sino de aspectos relevantes de la vida social.

Brasil es reconocido como un país que ha avanzado en términos muy significativos en la lucha en contra de la pobreza y el hambre. Estos avances han sido reconocidos interna e internacionalmente. Sin embargo, las expectativas que despertó la llegada de Lula y luego Dilma a al frente de la presidencia del Brasil con su Partido de los Trabajadores están muy por encima de las conquistas alcanzadas. Existen demandas no atendidas por una sociedad más justa, de mayor inclusión de los excluidos.

Este gobierno hermano ha tenido una política exterior de importantes coincidencias con el proyecto bolivariano, constituyendo un frente común contra del ALCA, avanzando en los proyectos integracionistas como la UNASUR y la CELAC y consolidando el MERCOSUR; sin embargo, a lo interno, sin constituir un gobierno de la burguesía, no ha podido escapar de su lógica de poder.

Los grandes cambios sociales no ocurren sin la participación y activismo de las masas trabajadoras, empujando esas transformaciones. Precisamente ese ingrediente ha estado ausente de la política brasileña. Con las actuales protestas se ha activado una fuerza que pudiera radicalizar al gobierno brasileño. La Presidenta Dilma, como demócrata consumada, no reprimió, sino que respeto y hasta justificó las movilizaciones,

Al calor de las protestas populares, la presidenta Dilma ha anunciado un plebiscito para avanzar en torno a importantes reformas políticas y sociales que impulsen la participación democrática y fortalezcan sensiblemente las políticas sociales. Es una respuesta de izquierda a manifestaciones espontáneas, que la derecha pretendió capitalizar, pero que sirven de plataforma para profundizar la agenda política y social del gobierno progresista de la Presidenta Dilma.

Reunión del CARICOM

Sigue consolidándose el bloque económico del Caribe en el marco del CARICOM con la participación de la República Bolivariana de Venezuela. Aquí se ratifica el compromiso de nuestro país de mantener los convenios petroleros con esos países, vitales para su desarrollo. Además, el Presidente Maduro ha hecho la propuesta de ir más allá y consolidar una zona económica, trascender lo comercial y abordar el tema de las inversiones conjuntas, los proyectos de desarrollo y cooperación regional. En pocas palabras, consolidarnos como una región de amplios vínculos y mecanismos de integración económicos. Es un avance en el marco de la nueva geopolítica bolivariana en la región.

Reimpulso del PSUV

Se dieron a conocer dos líneas de acción política de nuestro partido, que deben intensificar las actividades de calle de nuestra organización, así como fortalecer los esfuerzos por consolidar nuestra estructura orgánica.

En primer lugar se orientó a desplegar al partido de cara a la reactivación de las inscripciones en el PSUV. El partido estará en la calle en un gran despliegue estimulando la incorporación de nuevos compatriotas en el mayor partido de la historia venezolana. Servirán estas acciones de despliegue y agitación para mantener la calle en manos de la revolución, en momentos en que los sectores fascistas manosean la aventura golpistas, pidiendo apoyo de una potencia extranjera como los EEUU.

Por otra parte, se bajó el lineamiento de impulsar el fortalecimiento de la Unidades de Batalla “Comandante Chávez” (UBCh). Estas estructuras celulares de nuestro partido deben ser fortalecidas a los fines de garantizar una base sólida de nuestra organización, capaz de interactuar con el pueblo trabajador, llevar al seno del pueblo la política revolucionaria y estar en capacidad de organizar al pueblo en torno a los grandes objetivos que nos hemos trazado, especialmente el referido al poder popular y la creación del Estado revolucionario. El propósito es dotar a las UBCH de una militancia activa de 40 camaradas, para que estén en capacidad de cumplir exitosamente con las tareas electorales, defensa de la revolución y aceleración de la transición al socialismo.