Líneas de Chávez

I

Fiel al espíritu y a la letra de la Constitución Bolivariana, y fiel a su espíritu de promover el desarrollo armónico de la economía nacional, según reza su artículo 299, quiero reiterar lo que dije el 8 de junio en el Salón Ayacucho del Palacio del Pueblo, en una nueva entrega de créditos del Fondo Bicentenario Productivo Socialista: me la juego con la pequeña y mediana industria nacional; me la juego con los pequeños y medianos emprendedores y emprendedoras que han decidido, una vez más, por Venezuela.

Pero cuando digo que me la juego, es porque estoy invitando a todos los actores del campo económico realmente productivo, a que nos la juguemos completo en la construcción del Socialismo.

Démonos cuenta que, sencillamente, el capitalismo que en Venezuela fue creado, desde los tiempos aquellos en que nuestro país fue vendido a los Welser, unos banqueros alemanes, en el año 1528, ya no da para más. Ese modelo se agotó.

Y vaya que los capitalista burgueses tuvieron, a lo largo del siglo XX, todo el poder necesario para impulsar en Venezuela una economía industrializada, tecnificada, con altos niveles de desarrollo productivo.

Pero la burguesía pitiyanqui venezolana sólo cumplió la tarea que le impuso el imperialismo capitalista; de forma tal que la arquitectura económica creada en Venezuela, de signo eminentemente colonialista, hoy se ha convertido en una poderosa traba para el desarrollo del potencial productivo nacional. Si queremos decirlo con Carlos Marx, “en una fase determinada de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o… con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces”.

Vamos pues, a acabar con la estructura monopólica y sus redes de acaparamiento, especulación y saqueo.

Vamos juntos a levantar una verdadera y poderosa industria nacional, fundamentada en los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para todos y todas. Ni siquiera es un reto: es un mandato que no admite dilaciones ni incumplimiento alguno.

Es por ello que seguimos fortaleciendo al Fondo Bicentenario Productivo Socialista para incentivar la producción nacional, la producción necesaria, bajo un conjunto de criterios de selección de los proyectos que obedecen al irreversible tránsito hacia el modelo que encarna el camino a la redención de nuestro pueblo: nuestro Socialismo del siglo XXI. Los emprendedores y emprendedoras, pequeños y medianos empresarios, pequeños y medianos industriales, son parte del gran esfuerzo que requerimos; de la explosión de creatividad que necesitamos para construir nuestro propio modelo, tal y como ya lo estamos haciendo.

En el tercer evento del Fondo Bicentenario Productivo Socialista, celebrado el pasado martes 8, hemos entregado 208 millones de bolívares a 44 proyectos, lo que sumado a lo entregado en los dos eventos anteriores, nos da 142 proyectos y un total de 765 millones de bolívares en créditos, para generar 6.278 nuevos puestos de trabajo. Nuestro objetivo es incidir sustantivamente en una reducción del desempleo formal y del llamado desempleo informal, contribuyendo así con el apuntalamiento de nuestra economía. De allí la importancia del Fondo Bicentenario Productivo Socialista como un núcleo generador del modelo económico socialista que estamos construyendo.

II

Mientras el capitalismo mundial, como consecuencia de su voracidad ilimitada, impulsa el deterioro salarial de los trabajadores y la disminución de los beneficios sociales en todo el mundo, en Venezuela se siguen creando bancos para el pueblo: ahora le tocó a los novísimos bancos de las Comunas. Los primeros 52 de ellos nacieron este miércoles 9 para fomentar la organización del pueblo en formas de producción socialistas.

Nos guía una gran consigna martiana: “decir es hacer, y hacerlo bien”. Y como una forma de corroborarlo en la práctica, fueron aprobados y firmados mil millones de bolívares fuertes (cerca de 400 millones de dólares), para los consejos comunales: 810 consejos de todo el país recibirán estos recursos para sustituir y rehabilitar viviendas; en suma, son 23 mil 228 viviendas.

En total, se han transferido once mil 187 millones de bolívares fuertes en cuatro años y medio (5 mil 200 millones de dólares). Ésta es una cifra muy gruesa, quiero reiterarlo, para la ejecución de 33 mil 614 proyectos comunales.

Siento una inmensa alegría al comprobar, en los hechos, aquel gran principio bolivariano de anteponer siempre la comunidad a los individuos. Resultados como éstos me comprometen aún más con el Poder Popular, con los Consejos Comunales y con las Comunas en formación que suman ya 214.

Si a nuestro pueblo le arrebataron todo y hoy sigue en pie de lucha luego de 200 años, imaginemos la Venezuela del porvenir cuando hayamos alcanzado a plenitud nuestro más sagrado propósito: darle todo el poder al pueblo.

III

Lo venimos diciendo desde hace meses atrás: no descansaremos hasta no ver blindada a la Gran Caracas con un anillo eléctrico que la independice del Sistema Guri. Con tal propósito asistimos este jueves 10 de junio a la sincronización de las dos primeras máquinas de la planta termoeléctrica Picure del Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez, ubicado en el sector Arrecife de la parroquia Catia la Mar, municipio Vargas del estado Vargas.

Luego de un recorrido por la citada planta, junto al Estado Mayor Eléctrico y en compañía de los “eléctricos” (los trabajadores del sector eléctrico), y luego de pasar revista, en frío, a la situación nacional, tomé la decisión de suspender el Plan de Racionamiento Eléctrico en todo el país, que manteníamos en ejecución, desde el pasado mes de enero, para paliar la crisis eléctrica como consecuencia de la caída de los niveles del embalse de Guri.

Estamos saliendo de la dieta eléctrica, pero lo hacemos fortalecidos y además con una gran conciencia: le estamos dando vida una nueva cultura para superar definitivamente el derroche y el consumismo voraz que el capitalismo había sembrado en nuestra nación.

Quiero agradecer a todos los trabajadores de Corpoelec y a mi Estado Mayor Eléctrico y, por sobre todo, a nuestro Pueblo por el heroísmo colectivo demostrado, derrotando a la canalla mediática, al alcanzar niveles de ahorro en energía eléctrica, impensables en otras épocas y en otras situaciones. Pero lo logramos, y, parafraseando a nuestro Libertador, lo que hemos hecho, es un preludio de lo mucho que podemos y vamos a hacer.

Parafraseando a Lenín: “Socialismo es igual a: Todo el poder para las Comunas, más electricidad”.

IV

A segunda hora del jueves 10 de junio, nos dirigimos a Macuto, en el mismo estado Vargas, para inaugurar un nodo de interconexión del servicio telefónico, con una capacidad de 900 líneas que ya están beneficiando a las comunidades El Teleférico y Punta de Brisa. Allí está naciendo la Comuna Guicamacuto.

Gracias a la nueva CANTV, la CANTV Socialista, estamos devolviéndole a nuestro Pueblo la dignidad y garantizándole su derecho a la comunicación, a la información y a la educación, que le fue arrebatado durante más de una década con la privatización de dicha empresa.

Desde su nacionalización en 2007, la CANTV ha aumentado en 5.636.850 el número de líneas instaladas en todo el país. Ésta es la gran diferencia entre una empresa socialista y otra capitalista: el 64% de las interconexiones instaladas, en todo el país, han beneficiado a los sectores populares.

V

Por último, quiero saludar el nacimiento esta semana del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME) establecido por el Banco Central de Venezuela: es un nuevo instrumento estratégico que responde a la necesidad impostergable de erradicar, desde ahora y para siempre, las mafias engendradas por la burguesía parasitaria que quería vivir eternamente chupando nuestras reservas internacionales hasta llevarnos a la quiebra total de la economía y las finanzas nacionales.

Bien lo ha dicho el presidente del BCV, Nelson Merentes: …el SITME es un sistema transparente, en el que se puede observar la oferta y la demanda, al contrario de lo que sucedía anteriormente, cuando diversas entidades bursátiles utilizaron el mercado de títulos del Estado para especular en el mercado de capitales y perjudicar la economía nacional.

¡Comenzó el Mundial de Fútbol!

Este domingo, para que todos y todas podamos disfrutar de los juegos, nuestro Aló Presidente se transmitirá a partir de las 6 pm.

¡Gooooool!

¡Y ya viene el Mundial de Sofbol de las muchachas!

¡Venceremos!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve