3.oct.2013 / 02:27 pm / Comentarios desactivados

Rosa Luxemburgo

Los últimos dos meses de vida de Rosa Luxemburgo fueron de esfuerzo físico y mental casi ininterrumpido. Siendo una de las principales dirigentes de la ola revolucionaria que barría Alemania, tuvo poco tiempo para descansar y recuperarse de los duros años de prisión.

El periodo que va del 9 de noviembre de 1918 a mediados de enero de 1919 fue de continuo fermento revolucionario, con muchas alzas y reflujos. En movilización tras movilización, cientos de miles de obreros ganaron la calle para protestar por cada medida del gobierno contra sus organizaciones o partidarios. Día tras día se celebraban mítines masivos con miles de asistentes, a medida que las masas y los soldados que regresaban de la guerra se volvían al gobierno para exigir satisfacción. Era una situación muy parecida a la de Rusia en los primeros meses de 1917, luego de la Revolución de Febrero.

Descargar: