3.oct.2013 / 03:10 pm / Comentarios desactivados

Rosa Luxemburgo

En una serie de artículos que aparecieron en Neue Zeit en 1900-1901 con el título “La crisis socialista en Francia”, Rosa Luxemburgo denunció despiadadamente la traición de Millerand y demostró por qué la clase obrera no puede aliarse con el enemigo de clase para defender sus conquistas democráticas. Su análisis es tan relevante hoy como lo fue hace setenta años.

La Tercera República francesa nació de la derrota de Napoleón III en la guerra franco-prusiana de 1870-1871. Pero, a diferencia de la Primera y la Segunda República, que perecieron respectivamente en 1799 y 1851, la Tercera sobrevivió a su infancia.

Como dice Rosa Luxemburgo en uno de los primeros artículos de la serie, la Tercera República pudo “subsistir el tiempo suficiente como para llevar una existencia normal y demostrarle a la burguesía que sabe adaptarse a sus intereses mejor de lo que podría hacerlo cualquier monarquía”.

Descargar: