Habría de pasar todavía más de un siglo para que las preocupaciones axiológicas del período clásico pasaran, de la mano de Hobbes, a un segundo plano. Y decimos intencionalmente “pasaran a un segundo plano” porque los desarrollos teóricos experimentados a partir de entonces de ninguna manera significaron la entronización de un estilo de reflexión filosófico- política en el cual las valoraciones y los ideales hubiesen sido completamente erradicados.

Las descargas podrían demorar unos segundos de acuerdo a su conexión de internet, las mismas se realizarán en formato PDF en una nueva pestaña).

Descargar: