Noticias

A un año de su partida física, Chávez sigue ente nosotros, ahora, vuelto ejemplo de dignidad, símbolo de firmeza, de gallardía y de amor por su pueblo. Su alegría nos anima en estos momentos duros, cuando los canallas pitiyanquis pretenden darle un zarpazo a esta democracia tan nuestra y tan novedosa. Chávez está aquí, vuelto millones de patriotas, que cantan a los cuatro vientos: ¡Chávez somos todos! ¡Todos somos Chávez!

El líder histórico de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, aporta al pensamiento político moderno nuevos conceptos, que emanan de su gran intuición como conductor de pueblos y de su infatigable búsqueda intelectual. Ninguna circunstancia le hizo perder el rumbo estratégico, se sobrepuso a traiciones, a golpes de Estado, a campañas mediáticas demoníacas, a las adversidades propias de una revolución verdadera y asumió el reto de construir solidaridad con amor del bueno y políticas dirigidas a erradicar la pobreza y la desigualdad.

Buscó en los clásicos de la política el sentido de la soberanía popular como eje de un pensamiento renovador. Entendió la democracia, no sólo como forma de gobierno, sino también, como un conjunto de valores, y la llevó al campo de la economía y la sociedad. Criticó a fondo al Estado capitalista neoliberal y apuntó hacia un amplio horizonte con la idea de la comuna y el autogobierno de las clases trabajadoras. Abanderó la lucha contra los sistemas políticos elitistas, reaccionarios y oligárquicos.

El Comandante Hugo Chávez calibró cada momento político y marchó al ritmo que marcha el pueblo, sin adelantarse ni quedarse rezagado, no se ató las manos en dogmatismos sin sentido. Cuando fue necesario rectificar el camino, actuó sin complejos de ninguna especie, y, cuando las condiciones permitieron avanzar, no se detuvo ni un instante. Eso lo aprendió del Libertador Simón Bolívar, que lo mismo se retira hacia el oriente en 1814, como trepa los Andes como un ejército de llaneros y sorprende al enemigo en Pantano de Vargas y Boyacá.

En pleno siglo XXI trazó la línea de la integración y de la unidad de América Latina y el Caribe, participó de manera ejemplar en la creación del Alba, de Unasur, de la Celac, incorporó a Venezuela al Mercosur, encontró un marcó de alianzas con África y con los países de cultura árabe, con Europa y con el Asia profunda. Le habló con la verdad al pueblo de los Estados Unidos y al mismo tiempo desafió al imperialismo norteamericano. Como los grandes profetas de todos los tiempos fue un pregonero de la paz y trabajó incansablemente por alcanzarla.

A partir de Chávez, la hegemonía ideológica del neoliberalismo se resquebraja, el socialismo bolivariano del siglo XXI emerge en el pensamiento del líder como una idea que retoma la consigna que nos dejó Aquiles Nazoa: “Creo en los poderes creadores del pueblo”; e hizo del amor un acto consciente y político. Asumió la “creación heroica” de José Carlos Mariátegui y recogió en la sabana profunda, los versos de una nación que nunca se rindió. Toma a Florentino y se lo trae a este siglo a la lucha contra el diablo. Rescata a Andrés Eloy Blanco y lo mete en la batalla cotidiana de los más humildes, que hoy se sienten reivindicados y con voz propia.

El comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, inaugura una nueva forma de hacer política, sin someterse a los poderes fácticos, con un lenguaje propio y valiente. Batalla la construcción del Partido Socialista Unido de Venezuela y el Gran Polo Patriótico, abre los espacios a los movimientos sociales y empuja con fuerza la generación de los consejos comunales y las comunas y todo eso que se llama en nuestro país: “chavismo”, se convierte en una corriente histórica que lidera el Presidente Nicolás Maduro Moros y la dirección revolucionaria, bolivariana y socialista.

Cada misión social es un acto de amor de Chávez con su pueblo, pero el punto de partida fue el rescate del ingreso petrolero para la nación venezolana. La liberación social en nuestro país tiene fundamentos y principios y uno de ellos, el cardinal por así decirlo, es la fusión del trabajo y el amor como fuente de vida.

En estos días de amenaza golpista, Chávez vuelve con su palabra vibrante de tribuno excepcional, con su canto llanero y esa risa que a todos contagia, con sus cuentos de soldado y soñador, con su afán libertario. Es por eso que desde el Parlamento Latinoamericano, la bancada bolivariana levanta la consigna de nuestro pueblo a un año de su partida: ¡Chávez vive! ¡La patria sigue!

Fuente: Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve