Noticias

El informe final de la comisión parlamentaria indica que no hay pruebas contra la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, y su predecesor Lula da Silva

La comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la estatal petrolera Petrobras, exculpó este lunes a la mandataria Dilma Rousseff y al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.

El diputado Luiz Sérgio Nóbrega de Oliveira, leyó el informe final, el cual señala que “no hay ninguna prueba” contra Rousseff o Lula en los documentos que estudió la comisión parlamentaria.

Asimismo, el informe exculpa del caso de corrupción a los expresidentes de Petrobras, Graça Foster y José Sérgio Gabrielli.

Para la comisión parlamentaria los delitos cometidos en el caso Petrobras tuvieron “motivaciones de naturaleza personal”, por lo que debe exculparse de responsabilidad a los partidos políticos y las empresas implicadas.

El texto indica que la estatal petrolera fue “víctima de un cartel” formado por constructoras “con la complicidad de algunos malos funcionarios”.

Estas constructoras, según la Policía Federal, obtenían contratos arreglados con Petrobras, inflaban sus valores y repartían las diferencias entre los directores de la firma estatal y los políticos que colaboraban con el fraude.

En el informe, la comisión parlamentaria también consideró que las investigaciones del pago de sobornos a los partidos políticos fueron “superficiales”.

La comisión sugirió la adopción de 14 propuestas legislativas, que incluyen un mayor control de la gestión de las empresas estatales y cambios en la ley anticorrupción.

Las indagaciones de la comisión iniciaron en febrero y concluyeron oficialmente este lunes 19 de octubre, pero el caso continúa siendo investigado por la Policía, una corte de Curitiba, capital del estado de Paraná (sur) y por el Tribunal Supremo.

CASO PETROBRAS

El caso de corrupción de Petrobras estalló en el 2014, y se resume en lavado de dinero y sobrefacturación de unos 10 mil millones de reales (tres mil 850 millones de dólares) en proyectos y contratos de la estatal petrolera.

Ante los hechos delictivos, la presidenta Dilma Rousseff solicitó a la Justicia de su país que aplicara los correctivos respectivos, a pesar de que la empresa estaba al mando de dirigentes del PT.

Las autoridades calculan que unos 50 legisladores del Senado y la Cámara están siendo investigados por su presunta vinculación en el hecho de corrupción. Entre ellos, el presidente parlamentario, Eduardo Cuhna, quien fue acusado por la Fiscalía de haber recibido sobornos por el valor de al menos 5 millones de dólares para la construcción de dos navíos sonda de Petrobras en el período entre junio del 2006 y octubre del 2012.

Las denuncias de corrupción en Petrobras han provocado una pérdida de cerca del 40 por ciento en su valor de mercado, salpicando a varios dirigentes y políticos aliados del Gobierno de la Presidenta.

Luego de que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña ha intentado vincular a la presidenta brasileña y a los miembros de su fuerza política Partido de los Trabajadores (PT) en este caso con el fin de solicitar su destitución.

Texto/Telesur
Foto/Reuters

Rousseff-y-Lula

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve