Noticias

18.feb.2014 / 11:15 am / Comentarios desactivados

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este martes que Estados Unidos intenta dar un golpe de Estado en Venezuela, al tratar de generar una confrontación interna para de esa forma poder justificar una intervención militar en la patria de Bolívar.

“Estados Unidos intenta un golpe de Estado en Venezuela, pero Estados Unidos es un Estado en decadencia, con conflictos sociales, pero sobre todo con crisis financiera, crisis energética”, dijo durante una entrevista concedida al canal multiestatal Telesur

Explicó que la Casa Blanca busca realizar una intervención militar en la región para así apoderarse de los recursos naturales que tienen las naciones suramericanas.

Destacó que el detonante de esta reacción por parte de la potencia estadounidense contra Venezuela fue el éxito obtenido en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en La Habana, Cuba.

Afirmó que la conspiración estadounidense es una “venganza” a la victoria alcanzada por Latinoamérica y el Caribe en Cuba. “El tema central es la riqueza de América Latina, quieren adueñarse de eso en los países donde nos hemos liberado. Nuestra fortaleza es la unidad. La unidad siempre será el triunfo del pueblo y la derrota del imperio”, recalcó el líder boliviano.

Recordó que el mismo esquema de golpe fue perpetrado en su país en el año 2008, donde grupos de la oligarquía boliviana apoyados desde Washington pedían la intervención estadounidense.

SOLIDARIDAD CON VENEZUELA

El jefe de Estado boliviano resaltó que en su país se producido manifestaciones de respaldo a la Revolución Bolivariana, al pueblo y al Gobierno bolivariano. Al respecto, comentó que el Movimiento de Campesinos Originario y otros sectores de la sociedad boliviana han expresado su apoyo ante esta nueva arremetida del imperio estadounidense.

Hemos escuchado las distintas manifestaciones de apoyo de Celac, de Unasur, de Alba de algunos cancilleres, por tanto Venezuela no está sola (…) Esa solidaridad debe continuar

Planteó que algunos organismos internacionales como Unasur convoquen una reunión de emergencia, de presidentes o de cancilleres para atender esta coyuntura que atenta contra la estabilidad no solo de Venezuela, sino de la región lationoamericana y caribeña.

“Es nuestra obligación defender las revoluciones democráticas. Ese intento de golpe es una conspiración abierta a la democracia y si permitimos (eso) en Venezuela también lo van a hacer en otros países, aunque los pueblos van a defenderla”, aseveró.

Confirmó su presencia en la tierra de Bolívar el próximo  5 de marzo, fecha en la que se cumplirá un año de la partida física del líder supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.  ”Todavía los siguen (produciendo) los minutos de silencio ( en asambleas populares) como homenaje a un líder a un compañero que nos enseñó a perder el miedo ante el imperio”, agregó.

Texto/Sandra Izarra
Foto/Captura de Telesur