Noticias

16.oct.2013 / 10:47 pm / Comentarios desactivados

Fidel-y-Maduro

“La Patria de Bolívar y Chávez saluda los 60 años de ‘La Historia me Absolverá’ donde Fidel fija el Camino de Victoria”, escribió el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en su cuenta twitter, recordando el discurso pronunciado por Castro durante el juicio por la toma del cuartel Moncada.

A través de la red social, el mandatario destacó que el líder cubano lleva 60 años de batallas por la verdad, abriendo caminos para la Revolución de Martí y Bolívar.

“Nuestro Comandante Chávez lo dijo, Fidel lo Absolvió la Historia de la Patria Grande en la Victoria de los pueblos…”, escribió en otro tuit recordando la admiración que el Comandante Supremo manifestaba por Castro, reconociendo además la legitimidad que le confirió el pueblo al líder de la revolución cubana.

“Señores magistrados: Nunca un abogado ha tenido que ejercer su oficio en tan difíciles condiciones: nunca contra un acusado se había cometido tal cúmulo de abrumadoras irregularidades. Uno y otro, son en este caso la misma persona. Como abogado, no ha podido ni tan siquiera ver el sumario y, como acusado, hace hoy setenta y seis días que está encerrado en una celda solitaria, total y absolutamente incomunicado, por encima de todas las prescripciones humanas y legales”. Así comenzó su discurso Fidel Castro, el 16 de octubre de 1953.

“Os advierto que acabo de empezar. Si en vuestras almas queda un latido de amor a la patria, de amor a la humanidad, de amor a la justicia, escucharme con atención. Sé que me obligarán al silencio durante muchos años; sé que tratarán de ocultar la verdad por todos los medios posibles; sé que contra mí se alzará la conjura del olvido. Pero mi voz no se ahogará por eso: cobra fuerzas en mi pecho mientras más solo me siento y quiero darle en mi corazón todo el calor que le niegan las almas cobardes”, se extrae del extenso discurso del líder revolucionario.

“En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no la ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá”, finalizó.

Fuente/Correo del Orinoco
Texto/Marianela Millán