Noticias

En el Complejo Industrial Ana María Campos (Ciamca), ubicado en los Puertos de Altagracia, capital del municipio Miranda del estado Zulia, cuenta en sus espacios con cinco plantas que transforman el plástico proveniente de la petroquímica para el beneficio social

Se trata de cinco plantas de producción social, nacidas bajo la visión del Comandante Hugo Chávez con el objetivo de aportar valor agregado a la materia prima nacional aguas abajo, generar empleos consolidados, dinamizar la cadena productiva, sustituir eficientemente las importaciones, promocionar las exportaciones no tradicionales y apoyar la transformación del modelo socio-productivo del país.

Las plantas de fabricación de pañales, de tanques para almacenamiento de agua, de sacos de rafia, de estibas y de jeringas, reactivada el pasado 7 de junio, forman parte de las 12 que existen en el país, informó Antonio Núñez, presidente de la Corporación Venezolana del Plástico, institución adscrita al Ministerio de Industria y Comercio.

En el acto de reactivación de la planta de jeringa, con una capacidad de producción de 5 millones de unidades mensuales, expuso que en Ciamca la variedad de producción alcanza al sector médico con la fabricación de las jeringas, al de higiene con los pañales, la producción de estibas, de sacos de rafia y de tanques.

“Las estibas sirven para la transportación de la misma materia prima que utilizamos y nuestro principal cliente es el Estado, como Pequiven; la planta de sacos de rafia también son utilizados por Pequiven y también en el sector agrícola para el envasado de granos; mientras que la producción de tanques, es básicamente para el apoyo de las comunidades, detalló.

Explicó que esta planta produce alrededor de 2.000 tanques mensuales, con capacidad de 500, 1.000 y 1.500 litros.

Pañales

En cuanto a la planta de pañales, reactivada hace tres meses, produce en el arranque 2 millones de pañales al mes, los cuales son distribuidos en las localidades aledañas a Ciamca, a través de las comunas, las alcaldías y la gobernación del estado.

“Esta planta ha dado un gran aporte ante la escasez del producto, satisfaciendo las necesidades de quien realmente lo necesita, a través de un trabajo mancomunado con las comunidades”, resalto Núñez.

Indicó que la planta de pañales se encuentra en periodo de prueba, y se proyecta que para 2017 estar en un 100% de su capacidad productiva, que alcanza los 120 millones de pañales anuales y con un nivel de calidad que no tienen nada que envidiarle a marcas reconocidas en el país.

La planta es de tecnología China y consta de 2 líneas; la de destrucción, donde sacan lo que es el empaque en bolsitas individuales de cada pañal, la parte externa del pañal y el pack o cojín, que posteriormente se van ensamblando.

La otra línea es la del pañal, donde se contabilizan los pañales, hasta que pasa por la empaquetadora, donde se colocan en su respectiva bolsita individual y se empaqueta.

Jeringa

La quinta planta, reactivada el pasado miércoles 7 de junio, cuenta con una infraestructura que alcanza los 2.500 metros cuadrados.

La misma está dotada con máquinas de tecnología coreana, distribuidas en cinco áreas: la de inyección con 10 máquinas que producen 5.500 piezas por hora; la de impresión, con cuatro máquinas que imprimen entre 17.000 y 20.000 piezas por hora; la de ensamblaje con cuatro máquinas que ensamblan entre 18.000 y 20.000 piezas en una hora; la de empaque con igual número de máquinas que empaquetan 900 piezas/hora y el área de esterilización con dos máquinas de inyección de 7 y 10 metros cúbicos.

Núñez explica que esta planta es única en el país y que en un inicio se propone satisfacer el 40% del consumo del sistema de salud nacional. Tiene una capacidad de 244 puestos de empleo, de los cuales 60 son empleos indirectos.

“Esta es la visión del Comandante Hugo Chávez y hoy, gracias al apoyo y a la continuidad del presidente Nicolás Maduro en la gestión revolucionaria, hemos hecho realidad la visión de Chávez de impulsar el proceso productivo con visión social”, acotó.

AVN

pla

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve