Noticias

 Desde 1999, la Revolución Bolivariana ha desarrollado una política de protección integral a la clase obrera, que incluye la aplicación de leyes que reivindican sus derechos sociales y laborales

A través del incremento de la inversión social, que en la actualidad representa el 73% de los ingresos del Estado, el número de hogares pobres pasó de 29% en 1998 a un 18% a 2016, lo que representa una reducción de 11 puntos porcentuales en los últimos 18 años.

Gracias a la creación de nuevos puestos de trabajo, la tasa de desocupación cerró en 6% en 2016,  lo que equivale a una reducción de 8,6 puntos porcentuales con relación al 14,6% en que se encontraba  en 1998, antes de que el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, llegara al poder.

El empleo formal, constituido por empresas con un gran número de trabajadores, se ubica en 62 %, mientras que el informal, conformado por empresas con un número no mayor de cinco empleados, se sitúa en 38%. En la década de 1990 este último indicador se posicionaba en 49%.

Asimismo, entre 2013 y 2016 se crearon en el país más de 620.000 nuevos puestos de empleo, a pesar de la guerra económica que mantienen sectores políticos y empresariales de la derecha en contra del pueblo venezolano. Mientras que para este 2017, el Ejecutivo se propone llevar la tasa de desempleo de 6% a 4,5% mediante la creación de nuevos puestos de trabajo a través del Plan de Generación de Empleo y el Plan de Obras Públicas.

Se estima que dicho plan genere 85.000 nuevos empleos para culminar 51 obras priorizadas y emprendidas por el Ejecutivo, que serán ejecutadas con una inversión de 300.000 millones de bolívares desde a través del Fondo Nacional de Desarrollo.

Ley de protección a los trabajadores

La ampliación y reivindicación de los derechos laborales se afianzó con la aprobación de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt), promulgada en el 2012, que determina que el salario que percibe la fuerza laboral debe incluir los aumentos resultantes de las convenciones colectivas, así como los subsidios o facilidades que el patrono otorgue con el propósito de que éstos obtengan bienes y servicios para mejorar su calidad de vida.

En este instrumento legal se eliminó la figura del llamado salario atípico que se implementó durante la reforma a la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) de 1997 y que permitió excluir hasta 20% del salario base para el cálculo de los beneficios, prestaciones o indemnizaciones que surjan de la relación de trabajo.

Con la Lottt, la clase obrera recuperó la retroactividad de las prestaciones, ya al terminar la relación de trabajo, se calcula el pago con base al último salario y tomando en cuenta los años de servicio

Asimismo, determina que una vez el trabajador cumple un año, el patrono deberá pagar una bonificación especial para el disfrute de sus vacaciones.

Este instrumento también se ubica en la vanguardia en materia de protección a la familia con beneficios como la extensión a 20 semanas del permiso postnatal, las licencias de paternidad y la inamovilidad laboral para quienes tengan un hijo menor de dos años.

Ingresos justos

Las reivindicaciones a la fuerza laboral también incluyen la protección de los ingresos de los trabajadores. Entre 1999 y 2017 la Revolución Bolivariana ha realizado 34 incrementos del salario mínimo, de los cuales 13 corresponden a la gestión del presidente de la República, Nicolás Maduro.

Esta política social, contrasta con la congelación de salarios, que caracterizó a los gobiernos neoliberales de la década de 1990.

Sólo en 2016 se aprobaron cuatro aumentos salariales, que generaron un incremento acumulado anual de 454 % en 2016. Mientras que con el aumento implementado el pasado enero, el salario mínimo se ubicó en 40.638 bolívares y el bono de alimentación en 108.000 bolívares, lo que representa un total de 148.638 bolívares para reforzar la capacidad adquisitiva de los trabajadores.

La Revolución Bolivariana también  ha homologado las pensiones al sueldo mínimo. El año pasado cerró con 3.283.034 pensionados, lo que representó un incremento de 5% con relación al 2015.

El Ejecutivo también puso en marcha Gran Misión Hogares de la Patria y Misión Madres del Barrio, dirigidas a proteger a las familias en situación de pobreza extrema con acciones que contemplan la asignación de un ingreso económico por un año y su inclusión en talleres de formación y financiamiento para la elaboración de proyectos socioproductivos que los integren al aparato productivo nacional.

Todos los avances y reivindicaciones conquistadas por la clase trabajadora venezolana serán presentados este jueves en la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La OIT realiza desde el pasado 9 de marzo, y hasta el 24 de marzo, en Ginebra, Suiza, la reunión 239 del Consejo de Administración del organismo. En el encuentro se evalúan los desafíos en materia de protección social y de empleo, y se examinan el estado de los derechos de los trabajadores en el mundo.

 

AVN

 

obra

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve