Noticias

El diputado a la Asamblea Nacional, Braulio Álvarez, denunció que como parte del plan conspirativo, el 40% de las tierras (aptas para la agricultura) en poder de Fedecámaras, Fedenagas y banqueros, se encuentran ociosas, sin cultivo

“Para alcanzar la independencia y soberanía productiva y alimentaria es necesario cambiar el crédito por financiamiento. El crédito es un término neoliberal y hay que superarlo”, expresó el diputado a la Asamblea Nacional, Braulio Álvarez.

Durante una entrevista concedida al programa Entre Todos, transmitido por Venezolana de Televisión, el parlamentario dijo que el sector campesino llevará la propuesta al III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Explicó que “ya lo hemos planteado al gobierno, que hablemos de financiamiento y no de crédito, en función de darle el valor agregado a la producción”. Y agregó que “a los campesinos nos ha tocado un papel muy duro en el tema estratégico y estructural de la producción nacional”.

Álvarez señaló que el sector necesita un financiamiento en el plano estratégico de dos años o tres años, y “también inversión de orden estructural que nos permita darle valor agregado a nuestro producto. Así podemos ser una alternativa frente a la guerra económica que nos encarece los costos y aumenta la inflación”.

Reconoció que “el sector rural ha sido consecuente, firme y con una cohesión clara de hacia donde vamos para poder dar respuesta a todo este plan de conspiración que está internamente montado, y que tiene su parte esencial en los convenios de los importadores aquí en Venezuela”.

Según el diputado los grandes comerciantes e importadores han tratado que la semilla y los venenos contra las plagas no lleguen al país.

Insistió Álvarez en que “el sector rural tiene la capacidad, la ética y la moral para asumir el reto en sectores productivos pequeños. Lo que necesitamos es una coordinación más fuerte y mejor, una articulación del movimiento campesino con los ministros y que nos den mucha más responsabilidad en esa dirección. Para nosotros es vital el salto de pequeño a mediano industrial”.

El diputado pidió reevaluar el esfuerzo del campesino en el campo venezolano. “La identificación que tuvimos con nuestro comandante Chávez en la lucha contra el latifundio no ha cambiado. Para nosotros esa lucha es difícil. Existe un decreto con rango y fuerza de ley para proteger el sector agrario productivo del país”, expresó.

Denunció que como parte del plan conspirativo, el 40% de las tierras (aptas para la agricultura) en poder de Fedecámaras, Fedenagas y banqueros, se encuentran ociosas, sin cultivo. “Frente a esta situación el estado tiene que actuar porque es el que tiene la gran responsabilidad de darle alimentación a la sociedad venezolana”.

“Tenemos que atrevernos a asumir la intervención de parte de esos latifundios con un plan productivo, y con la revisión de las empresas que hemos creado. Es necesario ajustar las tuercas”, afirmó.

Además, Álvarez denunció el asesinato de más de 300 campesinos aún sin responsables.

T/AVN
F/Archivo

Braulio-Álvarez

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve