Noticias

El nuevo sistema de facturación electrónica que se implementará en Venezuela- similar al que se utiliza en Ecuador – contempla un mecanismo de articulación directo entre los contribuyentes naturales y jurídicos que constantemente transferirá datos al Sistema Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) para combatir la evasión en el pago de impuestos

El economista ecuatoriano Mauro Andino, promotor del proyecto de comprobantes electrónicos en Ecuador, destacó que este sistema contribuye con la eficiencia y transparencia de las políticas fiscales ya que fomenta la articulación entre la sociedad, las personas jurídicas y el sector público, lo que contrarresta cualquier intento de evasión.

“Ninguno puede mentir porque hay un control cruzado entre los tres que va alineado a la transparencia”, aseguró en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Para Andino la aplicación de esta modalidad de facturación es “altamente efectiva, porque las personales naturales y jurídicas sabrán que el Seniat ya tiene información directa y será muy difícil mentir”.

“El elemento sobre la recaudación es inmediato, genera mucha percepción, porque la personas están conscientes de que la administración tiene una herramienta electrónica que puede detectar si en efecto pagó lo que debería haber pagado”, explicó el economista con 15 años de experiencia en el área de recaudación de impuesto, y que es el encargado de prestar apoyo a Venezuela en la instalación del proyecto fiscal.

Señaló que la factura digital permite agilizar los trámites fiscales, y le brinda a los ciudadanos la posibilidad de acceder al portal web y “ver todos los consumos que ha hecho”.

“Yo como ciudadano tengo la posibilidad de decir que hay un consumo que no está reportado en la administración. Eso quiere decir que alguien está mintiendo. Es entonces cuando el Seniat puede determinar si el local donde el usuario efectuó la compra está mintiendo y no está enviando la información pertinente”, dijo.

Refirió que en Ecuador se comenzó a aplicar  el plan desde el 2010, y actualmente genera alrededor de 2.500 millones de facturas electrónicas al año, que han contribuido a reducir la evasión de impuestos.

“Lo interesante del sistema es que permite disminuir los costos y  garantiza que la administración tributaria obtenga información expedita sobre en los controles”, añadió.

De este modo la información de las transacciones llegarán al Seniat de forma automática cada segundo, lo que permitirá saber quien está comprando y dónde lo está haciendo.

Asimismo, ofrece mayor seguridad en el resguardo de los documentos, eliminación de almacenamiento físico, cuidado del ambiente y consulta en línea de validez de transacción.

Especificó que a través del mecanismo electrónica se emiten todos los comprobantes de venta, facturas, boletas, notas de crédito y débito, así como guías de remisión, que son de vital  importancia para el sistema tributario.

“La idea de la facturación electrónica es poner a disposición esos avances tecnológicos al servicio de la ciudadanía y al servicio del sector público del Estado”, manifestó Andino.

Sistema protegido

El especialista ecuatoriano en temas tributarios indicó que el sistema de facturación electrónica no puede ser vulnerado aún cuando existan problemas eléctricos o informáticos.

Sostuvo que en el caso de existir una falla eléctrica, el sistema electrónico “no pierde la información, sino que la resguarda en un dispositivo que tienen cada uno de los locales y no es posible vulnerarla”.

“Una vez que se reanuda el servicio eléctrico la información comienza a transmitirse a la base de datos donde está ubicada. Igual pasa con el internet, cuando se reanuda comienza a migrar hacia las bases de datos”, acotó.

Simplificación de trámites

El economista resaltó que la incorporación de la facturación electrónica en Ecuador recibió el visto bueno de los grandes contribuyentes, ya que este sistema les facilitó el registro de los ingresos y de sus gastos.

“Antes casi lo hacían de forma manual y gastaban en personal, en contadores y en auditores. El sector privado se dio cuenta de que era una ventaja y que era un beneficio para ellos”, sostuvo.

También mencionó que otra de las ventajas de la facturación electrónica es que los contribuyentes no tendrán que documentar cada una de las facturas en libros o archivos digitales para declarar el Impuesto Sobre la Renta (ISLR) , “sino que automáticamente la información se almacena en las bases de datos del Seniat, que tendrá información en línea sobre cualquier transacción”.

Adelantó que el sistema digital será aplicado de forma paulatina en Venezuela, de acuerdo a los requerimientos tecnológicos y a la necesidades de infraestructura , ya que “no es lo mismo ponerle facturación electrónica a un señor de una tienda pequeña que a un supermercado en la ciudad”.

El pasado 17 de febrero, el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció que Venezuela se sumaría al sistema de facturación electrónica, como parte de la  revolución tributaria, que tiene como finalidad optimizar el proceso de recaudación fiscal para seguir generando y captando la riqueza necesaria que permita satisfacer las necesidades de la población.

 

 AVN 
seniat
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve