Noticias

Representantes del Ministerio de Petróleo y Minería sostuvieron este jueves un encuentro con el presidente del Sistema de Certificación del Proceso Kimberley (SCPK) y delegado de los Emiratos Árabes Unidos, Ahmed Bin Sulayem, con el objetivo de fomentar la reincorporación de Venezuela a este sistema de certificación internacional de diamantes en bruto

El Proceso de Certificación Kimberley es un régimen de control de las exportaciones y de las importaciones de diamantes en bruto, que permite que las naciones productoras puedan comercializar su producción legalmente en los mercados internacionales.

Tras finalizar la reunión, realizada en la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en Caracas, el viceministro de Minas, Richard Lozada, indicó que el Gobierno nacional estima lograr la certificación Kimberley para Venezuela en el transcurso del primer semestre de este año.

Agregó que la zona diamantera de Guaniamo, ubicada en el estado Bolívar, perteneciente al arco minero, ha sido escogida para iniciar el proceso de exploración y su posterior explotación.

En este sentido, Lozada añadió que en el país, especialmente en el arco minero, existen alrededor de 3.000 millones de kilates de diamantes, mineral que, indicó, permitirá contribuir con la diversificación de la economía y generar nuevas fuentes de divisas distintas a la actividad petrolera.

El viceministro detalló que en los próximos días se realizará una oportunidad de negocios con diferentes empresas nacionales e internacionales que están interesadas en la exploración y certificación de diamantes y demás minerales.

Por otra parte, explicó que el Gobierno nacional ha replicado las experiencias productivas que ha arrojado la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, la reserva de crudo más grande del mundo, en el arco minero, para desarrollar los minerales que existen en la zona. Uno de ellos es el oro, donde hay reservas por el orden de las 7.000 toneladas, lo que equivale a un yacimiento para 70 años.

Venezuela y las reservas

Desde diciembre de 2014, tras la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela realizada vía Habilitante por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el diamante forma parte de las reservas internacionales.

Esta reforma permitió incluir como parte de las reservas monedas que no sean divisas, así como diamantes y demás piedras o metales preciosos.

Al respecto, el presidente de la Corporación Venezolana de Minería (CVM), José Khan, señaló que si Venezuela quiere tener reservas internacional de diamantes, tal como lo hace con el oro, necesita de forma obligatoria el certificado Kimberley.

Añadió que más de 60 países productores de diamantes apoyan la propuesta de que Venezuela sea reintegrada a este proceso, que hasta ahora posee 81 países certificados, que producen más del 98% de la producción global de diamantes.

Khan precisó que uno de los requisitos para obtener este certificado es que Venezuela demuestre que el diamante que se extrae en las minas del país se hace de forma legal, cumpliendo con el cuidado y la preservación del medio ambiente.

El Sistema de Certificación de Procesos Kimberley surge en el 2000, cuando un grupo de Estados productores de diamantes de África del Sur se reunieron en Kimberley, Sudáfrica, para discutir formas de detener el comercio de los denominados “Diamantes de sangre” y asegurar que las compras de estas joyas no financiaran la violencia de movimientos rebeldes y de sus aliados criminales, que buscan socavar la estabilidad política e institucional de gobiernos legítimos.

Dos años después, en el 2002, el Proceso Kimberley fue instaurado con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por iniciativa de países productores africanos, importadores, exportadores, sociedad civil y la industria, para hacer frente al comercio internacional de diamantes en bruto que financian conflictos bélicos.

Venezuela perteneció al Proceso Kimberley hasta el año 2008, año en el cual se retiró para colocar en orden sus cifras de producción. Desde entonces no ha sido reintegrado a la instancia internacional.

 

 AVN
diam
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve